La increíble experiencia del Correo de Magia con Srita. Confeti

Las cartas fueron la forma de comunicación por varias décadas. En la antigüedad, el mandar y recibir cartas era un ritual. Desde ir al Correo Postal y comprar los timbres, hasta esperar a que el paquete arribara a su destino. En la actualidad, el desarrollo tecnológico ha facilitado esta tarea mediante el correo electrónico.  Sin embargo, esa emoción de recibir algo hecho a mano sigue latente en varios de nuestros corazones.

Las cartas escritas a mano tienen consigo cierta magia ya que implica un esfuerzo por parte de la persona puesto que tiene que escoger el papel, la pluma y el sobre. Además, se toma la molestia de llevarla al Correo Postal. Para mí, es una experiencia maravillosa. Hoy estoy muy feliz ya que gracias a Srita. Confeti pude vivir de nuevo esta práctica.

img_9772

A mi casa llegaron dos hermosas cartitas que me alegraron la vida. En ellas, me recordaron lo extraordinario que es ser mujer y lo maravillosa que soy. Muchas veces tenemos momentos difíciles que nos hacen dudar de nuestras capacidades y de nosotros mismos. Estas palabras me recordaron que soy una mujer única y especial y que no debo dejarme llevar por los estándares impuestos por la sociedad. Me dejaron en claro que soy más fuerte de lo que pienso y que puedo lograr lo que yo me proponga.

img_9765

Las cartas que me llegaron a mi hogar fueron resultado de la dinámica organizada por Srita. Confeti; proyecto encargado de empoderar a las mujeres a través del amor propio y de la unión entre las mismas. Esta experiencia te cambia completamente la vida ya  que no sólo entablas una conversación con otra mujer que tiene ganas de recibir palabras de aliento, sino que también creas comunidad y amistades. Además, las palabras te llegan en el momento exacto: cuando más las necesitas.

¡No pierdas la oportunidad y participa en el próximo correo de magia! Estoy segura que estaré al pendiente de la próxima convocatoria.

Anuncios

Soy una bruja

1477966652400

Soy una bruja porque creo que hombres y mujeres son iguales.

Soy una bruja porque creo en la magia y en los poderes de la energía.

Soy una bruja porque soy libre.

Soy una bruja porque creo en el empoderamiento de la mujer.

Soy una bruja porque creo en los hechizos de amor.

Soy una bruja porque creo en el poder de la luna.

Soy una bruja porque utilizo mi libre albedrío.

Soy una bruja porque estoy consiente de mi sexualidad.

Soy una bruja porque asimilo la importancia y necesidad de la hermandad con otras mujeres.

Soy una bruja porque creo en el encanto de una sonrisa.

Soy una bruja porque me opongo a tus estándares de belleza.

Soy una bruja porque soy la mujer de mi vida y no de la tuya.

Soy una bruja porque creo en mí.

¿Tú eres una bruja o conoces a una?